Relleno Facial

La bioplastía es una técnica que se utiliza para rellenar los surcos o depresiones que se forman por el proceso de envejecimiento y los movimientos de la mímica facial, rejuveneciendo las áreas tratadas y devolviéndoles un aspecto jovial al rostro. Normalmente se utilizan productos absorbibles (Ácido Hialurónico) y no absorbibles (PMMA) para rellenar el surco naso geniano, arrugas peri labiales, arrugas de la frente, etc.

Toxina Botulínica (Botox)

Debido a la globalización se han modificado los patrones de belleza, aumentando el grado de exigencia y competitividad de las personas para ser aceptadas social y profesionalmente.

La toxina botulínica es una sustancia extraída de una bacteria llamada Clostridium Botulinum. Esta es aplicada en forma de unidades y distribuidas en el músculo, en puntos estratégicamente seleccionados, creando una parálisis transitoria del mismo y de este modo evitando la formación de arrugas dinámicas, que posteriormente pueden tornarse permanentes.

Resección de Cicatriz

Las cicatrices son las marcas del intento de la piel por recuperarse de un traumatismo causado a nuestro cuerpo por una lesión o accidente, o como parte de una enfermedad o de un procedimiento quirúrgico. Es importante, por eso, al tratar una cicatriz, comprender su origen, ya que este le dará forma y grado.

También existen factores hereditarios y características de la piel, como lo son la coloración, que determinan el tipo de recuperación de la piel o la formación de una cicatriz.

Aunque una cicatriz no puede ser eliminada completamente, los cirujanos plásticos pueden mejorar su apariencia haciéndola menos evidente.